De forma oficial, el 14 de octubre de 2008 publiqué la primera entrada en mi blog Cruce de Caminos con el título de Paciencia. ¿No os parece sorprendente dicho título en los tiempos que corren?

Como algunas veces os había explicado, digo de forma oficial, pues antes de Cruce de Caminos había estado trasteando con otro blog haciendo pruebas. Pero de alguna forma a todos nos gusta poner fecha a las cosas: el primer amor, el primer beso,… 

En esa primera entrada os hablaba de mi falta de inspiración y que un día volverían las musas. Con los años he aprendido que no se deben esperar, que hay que buscarlas.

Echo la vista atrás y compruebo con una sonrisa en los labios que mi segunda entrada llevaba por título: Me he vuelto a enamorar. Es una entrada que escondía mi amor por la lectura, los libros y las bibliotecas.

Otras muchas reflexiones, las más largas y jugosas, desaparecieron del blog y los recopilé en mi libro Crónica en azul y negro, publicación a la que le tengo mucho cariño porque entre sus páginas está mi forma de ver el mundo en aquellos años, aunque creo que la mayoría de artículos siguen siendo muy actuales.

Y porqué os cuento esto. Pues porque han pasado más de doce años desde el nacimiento de Cruce de Caminos, toda una vida, con más de 800 reseñas publicadas, y hace unas semanas di el paso que hace años debería haber dado: tener una web personal, esta en la que estás leyendo esta entrada.

Estuve pensando si salvar todo el contenido de Cruce de Caminos y pasarlo a esta web o dejarlo vivir allí. Al final me decidí por lo primero, pues es parte de mí, es mi ADN y han sido muchos años, muchas palabras, muchos colaboradores y todos ellos y ellas merecían pasar a mi nuevo mundo.

Espero que el cambio supongo un aliciente para mí. En cierta forma había perdido un poco la ilusión y ahora teniendo que mantener un dominio y un hosting quizás me ponga más las pilas.

No tengo intención de volver al ritmo de reseñas de Cruce de Caminos. Me gustaría hacer más entradas de autor, como en los primeros tiempos, más ser una página de autor y de vez en cuando compartir con vosotros alguna de mis lecturas, como antes, como cuando publiqué mi primera reseña, Wilt de Tom Sharpe, sin presiones, a mi ritmo.

Y espero contar con todos vosotros/as, pues sin ello no tendria sentido escribir en esta web.

Ah, y os quisiera pedir que si seguíais Cruce de Caminos con algún tipo de lector de RRS como Feedly, que ahora apuntéis a la nueva web y sigamos conectados.

SEGUIMOS EN CONTACTO

Una versión de esta entrada fue enviada a los suscriptores de mi lista de correo. Ellos siempre son los primeros en enterarse de todo. Además, añadí algunas recomendaciones literarias y la web de un buen amigo.

¿Te gustaría formar parte de mi lista de correo? Ah, y te llevas una de mis publicaciones como detalle de bienvenida.

¿Quizás te interese?