Gabriel Caballero más en forma que nunca. Los cuatro sellos (Caballero 10) de Pablo Poveda

Sería a mediados de 2015 cuando me encontré por primera vez con Pablo Poveda. Creo que tenía en descarga gratuita, El profesor, una de sus primeras novelas. Nunca había oído hablar de él y tampoco sabía que aquella promoción iba ligada con la salida a la venta de su siguiente libro, La isla del silencio, que lo lanzaría definitivamente dentro del difícil mundo de la publicación independiente.

Como pasa muchas veces, te descargas un libro porque te hace gracia, pero van saliendo otras lecturas y lo dejas aparcado hasta olvidarte de él. No sería la primera vez que aparcaba un libro del ilicitano.

Siempre había pensado que gracias a la participación de Pablo Poveda en el Premio Amazon 2018 con su novela El doble, con la que quedó finalista me había puesto en la senda del autor, pero había sido de nuevo antes, casi sin darme cuenta. 

Repasando datos para esta entrada me he dado cuenta que compré La isla del silencio, sí, la de la promoción anterior, en febrero de 2016. Se puede decir que caí en las redes de Pablo, que esa descarga gratuita, sin lectura, tuvo su efecto en mí. Pero de nuevo, la dejé dormir, comprada y todo.

Después de su participación en el premio le fui siguiendo en Twitter y también en su blog. Sus entradas cada vez me gustaban más y me enganché de forma irremediable a leerlas cada vez que salían. Tenía una sensación de placer que no tenía con otros artículos. 

Pero no fue hasta agosto de 2019 cuando le di la oportunidad definitiva, pero no empecé por una de las novelas de la serie Caballero. Mi primera lectura fue de la serie Don, Origen, y está claro que me gustó, pues sino quizás no hubiera continuado ni estaría escribiendo esto.

Quise comenzar por el principio, por Caballero, la novela que da inicio a la serie y que por cierto, podéis conseguir gratis si os apuntáis a la lista de correo del autor. Ese fue el inicio de mi maratón lectora de Pablo Poveda, pues en cuatro meses me leí las nueve entregas que se habían publicado de la serie del periodista Gabriel Caballero.

Finales del 2020, primer día del 2021, cuando acabé de disfrutar de la décima entrega: Los cuarto sellos, que en un principio entendí que era el final de la serie, pero que el propio autor comentó que no era así y que en 2021 tendremos más entregas. Lo que sí es el cierre de una de las historias transversales más importantes de la saga.

Gabriel Caballero sigue más en forma que nunca y también el autor del que siempre he admirado con que naturalidad nos mete de lleno en la intriga. Vas leyendo, siguiendo la vida de Caballero y de repente estás metido en uno de sus casos. Además, el elenco de personajes que rodean al periodista, entre ellos el inspector Rojo que tiene su propia serie, no tienen desperdicio.

Otro de los puntos fuertes de las lecturas de Caballero es que en todas las entregas conoceremos algo propio de la zona en la que se encuentre Caballero. Cómo echo de menos la isla de Tabarca que descubrí leyendo las historias de Pablo Poveda.

Para los seguidores de la serie es una entrega imprescindible por todo lo que pasará, por ese cierre de tramas, además de nuevas tensiones sexuales no resueltas que tendrán su salida. 

Para los que no conozcáis la serie os digo de verdad que es un filón. Además, podéis probar la lectura de la primera entrega, Caballero, que es gratis y luego decidir. Pero si os tengo que dar un último consejo, leed Caballero y luego seguid por La isla del silencio y entonces decidid si queréis continuar. 

Deseando volver a leer sobre el del vermut y el de la moto.

SEGUIMOS CONECTADOS

Os invito a formar parte de mi lista de correo, para no perderos nada de lo que voy escribiendo, además de tener contenido extra. Y con la suscripción, una de mis publicaciones.

¿Quizás te interese?