La reina del punk de Susana Hernández (2018)

Mi
época punk fue bastante fugaz. Descubrí el heavy y allí me quedé hasta el día
de hoy escuchando sus diferentes subgéneros. Por eso, los Sex Pistols nunca me
han importado y ni siquiera recordaba que su cantante hubiera sido Sid Vicious.
Sí, he escuchados su par de canciones famosas mil veces y las versiones de
estas, pero sin que estén en mi lista de canciones imprescindibles.

Había
oído alguna vez el nombre de Nancy Spugen, pero sin prestarle atención.

Con
todo ello os quiero decir que La reina
del punk
me ha interesado por su autora, Susana Hernández, de la que he
leído y reseñado todas las novelas que ha publicado y siempre con satisfacción:
La casa roja, La puta que leía Jack Kerouak, Curvas peligrosas, Contra las cuerdas, Cuentas pendientes y Males decisions.

«Éramos
una generación de perturbados dispuestos a arrasar con todo, y perder nuestras
vidas en el empeño nos pareció un precio demasiado alto».

La
historia de Nancy Spugen, dicen que la Yoko Ono de los Sex Pistols, me ha recordado
en muchos momentos a la de Janis Joplin cuando investigué sobre ella para escribir
el relato «Corazón solitario» que publiqué en la antología Hasta siempre, princesas. Pero también creo que esos años fueron
muy negros, sobre todos para muchos niños y quizás no haga falta rascar
demasiado para darnos cuenta que existen infinidad de historias similares a las
de Nancy y Janis de gente anónima.

Susana
nos presenta una falsa biografía (que se entienda, como concepto) y lo consigue
gracias a escribir en primera persona lo que podrían ser dos diarios, el de
Nancy y el de Ariadna, personaje que se inventa la autora y que hace las veces
de investigadora en el presente. Con ello consigue realismo y hacer sentir al
lector que se encuentra dentro de una historia que supera la ficción en la que
se reconstruye la vida de Nancy de forma más amena.

Parece
mentira que con lo poco que me podría interesar la historia me quedara embelesado
desde sus primeras páginas y es que la dramática vida de Nancy te llega.
Además, todos los pequeños detalles sobre personajes musicales de la época que
va compartiendo la autora con los lectores, enriquece su lectura y consigue en
muchas ocasiones que dejes el libro y te pongas a buscar más información.

«El punk
es esto ponerlo todo de revés, agitar las cosas, buscar las cosquillas».

Leer
La reina del punk es hacerse también preguntas;
la principal: ¿cómo llegó parte de una generación a sentir que su vida no tenía
futuro y que tenía que quemarlo todo en pocos años? Es triste pensar como una niña,
por lo que parece, sobredotada como Nancy Spugen acabara como acabó. En el
libro la autora expone sus tesis al respecto.

Y
como no, Susana Hernández hace su apuesta sobre lo sucedido en la habitación
número 100 del famoso Hotel Chelsea de New York en la que murió el 12 de
octubre de 1978.

Pasad
y leed esta apasionante historia. No os arrepentiréis.


 SINOPSIS


Esta novela es una crónica del mal en estado puro. El mal como rutina. Un hombre joven y ocioso, que practica el running por vicio y que atiende el huerto de un amigo, se empecina en una discusión con un vecino y transforma su vida, como quien cría palomas o colecciona sellos, en la de un sádico cruel. Pero es una historia tan inmoral que su malvado desenlace provoca una sonrisa en el lector horrorizado. Y sonreír al mal no debe ser muy encomiable, aunque Stieg Larsson o Quentin Tarantino tengan tantos millones de seguidores. Con una prosa que va matando moscas de manera certera, Mario Marín recrea un paraje que nos trae aires del Santuario de Steinbeck o del Tiempo de silencio de Martín Santos. Con esta obra se confirma que el asombro que su anterior novela, El color de las pulgas, causó a los editores, no fue casualidad.

¿Te gusta Cruce de Caminos? ¿Quieres seguirme como escritor? ¿Quieres participar en sorteos exclusivos?

Subscríbete a mi lista de correo y descubre sus ventajas


MÁS INFORMACIÓN Y SUSCRIPCIÓN


¿TE GUSTARÍA ESCRIBIR/COLABORAR EN CRUCE DE CAMINOS? Se buscan colaboradores para el blog.

¿Quizás te interese?