Con la llegada del fin de año toca hacer un poco de balance de lo leído y
recordar aquellos libros que más me han gustado, aquellos que, por una razón u
otra, más me han cautivado, aquellos que siempre tendré en mi memoria y que no
me cansaré de recomendar; serán mi apuesta segura y casi una carta de
presentación, pues aunque no lo creáis, podemos conocer a una persona por lo
que le gusta leer.

Han sido muchos los reseñados, todo un record para mí, y también los no
reseñados y que se han perdido en el olvido al no finalizar su lectura con
éxito, y es que la vida es corta y siempre he dicho, que si una cosa no te
llega y has pasado de la página noventa, mejor dejarlo y comenzar otro.

He decidido que este año publicaré mi TOP de LECTURAS por entregas para que
así podamos disfrutar mucho más del recuerdo de aquellos libros, para que
interesaros sea un poquitín más fácil al poder fijaros en menos libros, pues en
definitiva, fomentar la lectura, es uno de los mandamientos de existencia de
este blog.

Y sin más dilaciones, y por orden de lectura, os presento los tres primeros
libros que me cautivaron (clicando sobre el nombre podréis ir a la reseña). 

Dos novelas negras y una antología de terror.

EL SÍNDROME E de Franck Thilliez

El inicio de año no pudo ser mejor. En mi primera lectura encontré un filón.

Franck Thilliez ha sido uno de los grandes descubrimientos de este año,
tanto, que he leído tres de sus novelas y tengo pendiente la primera de ellas.

Novela negra en estado puro. Personajes con mucha fuerza. Ritmo narrativo
cautivador, rápido, atrayente, y con un tras fondo genial.

 TEXTURAS DEL MIEDO de Ignacio Cid Hermoso

Este año he leído más antologías de relatos que nunca, pero creo que
ninguna con la fuerza y la potencia de Ignacio Cid Hermoso, y como dije en su
día: “un escritor con mayúsculas”.

Relatos que se pueden vivir con los cinco sentidos, donde podemos encontrar
la sombra alargada del maestro Lovecraft.

 HUÉRFANOS DE SANGRE de Patrick Bard

Otro gran descubrimiento que me llegó por la radio (este año me ha sucedido
varias veces. Que gran medio).

Novela negra de nuevo y con un valor añadido: visitar Guatemala, en la que
estuve colaborando con una ONGD hace unos años y de la que guarda un recuerdo
entrañable.

Pero no solo eso lo que me cautivó. Creo que el no ser la típica novela
negra, y ese grito desgarrado a hacer algo en el país, me llenó el corazón.

ENLACES DE INTERÉS

TOP DE LECTURAS 2011 en Cruce de Caminos

¿Quizás te interese?