Nadie vendrá a rescatarnos de G.G.Velasco (2019)

Sigo
con mi periplo de lectura de novelas participantes en el Premio Amazon 2019, y
sigo buscando la aguja en el pajar o dicho de otra forma: ¿podré reseñar a
alguna de las finalistas antes de que se publiquen sus nombres? Sería genial, como
ya pasó en 2017 con El coleccionista de flechas de Cristian Perfumo, que además se llevó el premio. En 2016 también
reseñé a la ganadora, Ningún escocés verdadero de Ana Ballabriga y David Zaplana, pero en aquel caso ya sabía
que era finalista.

¿Me
aconsejáis alguna lectura?

Hoy
le toca a una novela que encontré buceando por Internet, ya que de momento, y
por desgracia después de leerla, no está muy bien situada en mi TOP semanal.

La
encontré en la web de Moon Magazine en la que Eva Fraile, más conocida como La
Reina Lectora, comentaba las 5 razones por las que Nadie vendrá a rescatarnos de G.G.Velasco debía ser finalista delPremio Amazon 2019. Y me convenció, o me dejé convencer. Además, Eva sabía de
lo que hablaba, pues es la prologista de la novela.

Yaos conté hace muy poco, que soy en fan de Robinson Crusoe. Si a eso le añadimos
que fui uno de los seguidores de culto de Lost
(Perdidos)
, es muy fácil dejarse engañar para leer Nadie vendrá a rescatarnos.

He
leído en la reseña de La Reina Lectora que el autor no quiere que se compare la novela con Lost, pero en algunos momentos es
irremediable. Ya nunca más una portada con un avión estrellándose en una isla
será solo eso. Nos recordará de forma inmediata a la serie. Además, aunque el
autor no lo quiera, el mismo hace referencia a la serie cuando dice casi al
inicio de la novela:«bien había muerto tras el siniestro y aquello era un
purgatorio, como en una mala serie de televisión
». No sé si os suena
a Lost o no. A mí sí.

Y
pasado el Ecuador, no lo desvelaré para no generar spoiler y que se pierda la
sorpresa, pero hay más elementos que hacen pensar en la genial serie.

Dejando
de lado la mítica serie, la novela coge personalidad desde la primera páginas y
se convierte en un juego de ajedrez con el lector. No es fácil mantener la
intensidad narrativa durante tantas páginas con tan solo dos personajes y creo
que G.G.Velasco lo consigue de forma brillante.

He
leído muchas historias sobre naufragios o he visto series o películas sobre el
tema, pero encuentro que Nadie vendrá a
rescatarnos
tiene un punto diferente y eso le da mucho valor al texto. No
es una novela sobre unos náufragos al uso sin más.

«¿A
cuántas personas normales has conocido en una isla desierta tras sobrevivir a
un accidente de avión?».

Y
cuando como lector comienzo a relajarme con la lectura, como lo haría un
naufrago que no confiara en salir de la isla, ¡zas! ¡El golpe de gracia!

Sí,
me ha gustado mucho el final. Debo decir que tenía la mosca en la oreja durante
todo la novela. Si estáis atento también la tendréis, pero siempre quieres
pensar que no, que no lo has leído, que no lo has intuido. Pero a mitad de
novela, producto de la narrativa de G.G.Velasco, bajas la guardia y el final te
da en todo los morros. Otro punto que le da ese valor diferencial a la novela.

Como
casi nunca se habla del trabajo de los maquetadores de los ebooks, quiere
felicitar a Alexia Jorques por el diseño interior del libro que le da su punto
náufrago. Muy chulo el detalle de cambiar los números de los capítulos por
palitos simulando la cuenta que haría un naufrago en una isla raspando un
árbol.

«Uno no
puede huir de su pasado eternamente».

Os
podría seguir hablando de la novela, pero creo que ha quedado bastante claro
que es una de esas novelas diferentes dentro del Premio Amazon 2019 y que
merece ser leído y disfrutada. Además, son solo 211 páginas.

Y
sí, creo que si estuviera entre las finalistas de Premio Amazon 2019 nadie le
pondría pegar; yo como mínimo no.

¡Mucha
suerte!

Otras reseñas de libros
participantes en el Premio Amazon 2019

Double Troublede Sara Halley y McCoy

Déjame morirde Alberto Meneses


 SINOPSIS


El doctor Óliver Eldricht, reputado excirujano y docente universitario, recibe una terrible noticia sobre su propio estado de salud que lo lleva a abandonar de improviso a su único hijo e iniciar una huida desesperada hacia ninguna parte.



Cuando un contratiempo lo deja varado en una isla del Pacífico, Óliver se arrepiente de haber sido tan cobarde y decide luchar por volver a casa lo antes posible, pero la aparición de otra superviviente, cuya salud mental no parece demasiado estable, comprometerá sus planes y su propia cordura de maneras insospechadas.



Nadie vendrá a rescatarnos propone a partir de ahí, con apenas dos personajes atrapados en el mismo escenario, una absorbente historia de intriga psicológica, teñida de melancolía y romanticismo, en torno al más profundo significado del concepto de perdida.

¿Te gusta Cruce de Caminos? ¿Quieres seguirme como escritor? ¿Quieres participar en sorteos exclusivos?

Subscríbete a mi lista de correo y descubre sus ventajas


MÁS INFORMACIÓN Y SUSCRIPCIÓN

¿Quizás te interese?