No digas nada de Raquel Gámez Serrano (2019)

Delito Libros sigue ampliando su catálogo negrocriminal con la traducción de algunos
de los éxitos de Llibres del Delicte en catalán.

En
este caso le toca el turno a Raquel Gámez que ya cautivó a sus lectores con su
primera novela, A la seva pell, una novela
basada en hechos reales; nos dejó reflexionando con su ensayoEls CIE o la il·legalitat institucional
y ahora llega con No digas nada,
diría que su novela más de ficción, con un registro, diría que más dramático, más
personal, más intenso, y me ha gustado mucho.

Una
de las virtudes de esta historia es que comienza de forma tímida, pero creando
la pizca de tensión necesaria para saber que algo va a pasar.

Antes
de continuar, una cosa curiosa y que no se ve mucho: utilización de
onomatopeyas de forma sistemática por parte de la autora. Lo he encontrado
curioso y le da un toque diferente a la lectura, pues le pone sonido a muchos
momentos que nosotros sabemos que tienen sonido, pero que normalmente los escritores
no se lo ponen.

«Las cosas
habían ido de mal en peor. De hecho recordaba su vida siempre así. ¿Por qué
ahora había que cambiar? ».

Y
la historia va creciendo, se va complicando, a la vez que la inquietud que
genera el lector no disminuye. ¿Donde llevará todo? Además, sabes que es un
libro de la colección negrocriminal de Delito Libros, así que esperas el
momento negrot, como diría Anna Maria
Villalonga.

La
novela entra en un callejón sin salida y hay que tomar una decisión.

La
autora lo hace saltar todo por los aires, ha llegado el momento, pero sigue con
la misma prosa elegante que hasta entonces había utilizado.

Y
llega el homenaje al desaparecido escritor negrocriminal Agustín Vehí en formar
de investigador. Muy acertado y gran papel.

La
última hora de lectura es de esas que te dejan casi sin respiración y hace que
la novela termine arriba de todo.

Cierras
el libro y sientes un rumor que dice: «Xxxt …, no digas nada».


 SINOPSIS


Cuando Edit y Jan se casan y se van a vivir a una casa en un pequeño pueblo, los planes de crear una familia feliz pronto chocan ante la imposibilidad inicial de tener hijos. La obsesión de Edit la empuja a vivir en un mundo irreal mientras Jan aleja de la macabra fantasía que parece rodear el hogar. Hasta que adoptan en Demian. El miedo y los conflictos del pasado no resueltos se apoderarán de sus vidas. La situación se convertirá en angustiosa e insostenible. Pero en una sociedad donde las decepciones se esconden, si no se mencionan, no existen.

¿Te gusta Cruce de Caminos? ¿Quieres seguirme como escritor? ¿Quieres participar en sorteos exclusivos?

Subscríbete a mi lista de correo y descubre sus ventajas

¿Quizás te interese?