Pedaleando en el infierno de Jorge Quintana
«Biografía de un ciclista en tiempos de penumbra. Una lectura que duele».

pedaleando-en-el-infierno-jorge-quintana-ciclismo


Tenía
claro que leer puede provocarte grandes emociones, pero hacía tiempo que no
sentía lo que he sentido con Pedaleando
en el infierno
de Jorge Quintana.
Supongo
que para vivir lo mismo que yo he vivido al leer esta novela de ficción sobre
el mundo del ciclismo has de haber mamado ciclismo desde hace muchos años.
Siempre
explico que mis recuerdos se remontan a recortes de periódico del Tour de
Francia de 1981. Aún no tenía ni ocho años y desde aquel momento empecé a
seguir el ciclismo de forma activa. Y lo seguía leyendo la prensa, no era como
ahora que con Internet estás al día de todo, o lo seguía leyendo revistas especializadas
como Ciclismo a Fondo o Meta2Mil en la que el autor, Jorge
Quintana, trabajó y llegó a ser director. Aún tengo todas esas revistas
guardadas, con cariño, en mi casa y me encanta ojearlas de vez en cuando.
Por
lo que veo, Meta2Mil dejó de editarse
a principios de 2012. Ciclismo a Fondo
se sigue editando.
Con
todo esto os quiero decir que llevo casi cuarenta años siguiendo el ciclismo
profesional y por ello, leer Pedaleando
en el infierno
y revivir uno de los momentos más negros del ciclismo me ha
hecho mucho daño.
Lucas
Castro es un chaval de 16 años que sueña con ser ciclista profesional viendo a
Pantani ganar en el Giro de 1998.
Recibe
el apoyo de su padre para iniciar un largo camino pedaleando desde la categoría
juvenil, la sub23 y acabando en la profesional.
Este
sería un escueto resumen de esta novela. Pero lo que realmente
podréis leer es una radiografía de los peores años del ciclismo profesionales
desde 1998 a 2008.
Jorge
Quintana es una voz autorizada en el mundo del periodismo ciclista y por ello
lo que cuenta en esta novela duele más. Me sigo negando a ver la fotografía que
nos muestra la lectura. Soy consciente de todo lo que sucedió; soy consciente
de todo lo que sucede, pero siempre quiero pensar que no todos los ciclistas
estaban metidos en el mismo saco como se deduce de la lectura.
«El
ciclismo es mucho más bonito desde fuera que desde dentro».
Tengo
muchas frases anotadas. Frases que son como puñaladas en el corazón. No sé si
las compartiré todas. No quiero poner más sombras sobre un deporte que amo. Solo
quiero seguir disfrutando de él, quizás engañado, sufriendo con cada nueva
noticia de dopaje, pero quiero ver luz, quiero ver corredores que no pueden
darle a los pedales, no quiero ver milagros.
¿Cómo
se pueden romper todos los sueños de unos niños por las ansias de victoria?
«Lo que deberían
hacer eso científicos es buscar un método para medir la pasión por el ciclismo
y la intensidad con la que cada niño quiere ser ciclista».
Que
duro ha sido ir leyendo todos los nombres de «grandes» ciclistas, ir recordando
aquellos momentos en los que nos hicieron saltar del sofá para luego enterarnos
que su gasolina estaba adulterada.
Ver
el documental sobre Lance Armstrong, La
mentira
, fue duro, pero era Lance y todos intuíamos que la cosa no era normal
viendo su progresión. No me quiero ni imaginar que surgieran noticias sobre el
intocable navarro. Y no digo ya el segoviano, pues la noche que pasamos en el Tour
del 1988 pegados a la radio con Jose María García fue antológica.
«Si me
había pasado toda la vida peleando contra el dopaje no era para que ahora Jesús
Manzano nos dejara todos en el lodo ofreciendo una imagen del ciclismo de los
ciclistas como un deporte de juguetes rotos y traficantes de drogas».

Como
veis, una lectura obligatoria para todos los amantes del ciclismo.
Una lectura recomendada para los amantes de las novelas de intriga, suspense, y
todos aquellos que quieran sufrir leyendo siguiendo las pedaladas hacia el
infierno de Lucas Castro.


 SINOPSIS

Pedaleando en el infierno es una novela, pero también el retrato fiel de toda una época, una punzante descripción de lo que ocurría en el ciclismo profesional español en los años previos y posteriores a la tristemente famosa Operación Puerto. Hablamos de un tiempo de contrastes: la burbuja inmobiliaria y la proliferación de patrocinios públicos permitieron el nacimiento de muchos nuevos equipos. Pero esa bonanza incluía también un lado oscuro que conoceremos gracias a Lucas Castro, un joven con el que viviremos su evolución desde los sueños infantiles por ser ciclista hasta la llegada a la elite del deporte. Su autor, el periodista especializado en ciclismo Jorge Quintana, es una de las personas que más de cerca ha seguido el sumario de la Operación Puerto. Si a ello sumamos su amplia experiencia en el asesoramiento de ciclistas y su conocimiento de los entresijos del ciclismo, no nos puede sorprender el resultado: una novela que se lee como una crónica periodística de toda una generación de ciclistas. El libro describe sin tapujos la historia del dopaje: las motivaciones, los inductores y las prácticas, todo ello en el contexto de un país y una economía que parecían estar en eterno crecimiento. Eran años dorados que terminaron consolidando un sistema basado en la corrupción social, económica y deportiva.

¿SEGUIMOS CONECTADOS?
Me encantaría que siguiéramos conectados más allá de esta entrada y que pudieras conocer un poco más de cerca mi faceta como escritor. Por todo ello te invito a que formes parte de mi lista de correo. Además, te llevas una de mis publicaciones de regalo. ¡¿TE APUNTAS?!


¿Quizás te interese?

3 comentarios en «Pedaleando en el infierno de Jorge Quintana
«Biografía de un ciclista en tiempos de penumbra. Una lectura que duele».
»

  1. Se nota que esta historia ha sido especial para ti. Me alegro de que te haya llegado hondo. Seguramente porque has seguido muy cerca el ciclismo. No es ese mi caso pero sí tengo un par de amigos que comparten esta pasión.

    Un saludo.

  2. Sí, se nota que la has disfrutado y sentido. Pero no creo que ese fuera mi caso, así que esta vez la dejo pasar.
    Besotes!!!

  3. Isabel: pues le recomendaría la lectura a ese par de amigos, pues la disfrutaran mucho si les gusta el ciclismo y lo viven.

    Margari: incluso sin interesarte el ciclismo, puede ser una buena lectura.

Los comentarios están cerrados.