Portada del libro La gran implosión de Adolfo Rodríguez donde sobre un fondo negra sale el símbolo del infinito

Premio Literario Amazon 2021: La gran implosión de Adolfo Rodríguez y ¿gran descenso en la participación? | Semana 19

Es domingo y durante dieciocho semanas os he estado dando la lata sobre el Premio Amazon y, no sé a vosotros, pero a mí me ha creado una especie de dependencia o quizás sería mejor hablar de responsabilidad con vosotros. 
He pensado que para ir desenganchándonos, poco a poco, qué mejor que una reseña de una novela participante en el Premio.

Ya sabéis que mi ritmo lector ha bajado mucho con el ingente trabajo que suponen los guiones de nuestro podcast de ciclismo, pero cada noche intento robar algo de tiempo para seguir disfrutando de las lecturas y traeros alguna reseña a la web.

Además, hoy hace doce días que se cerró el plazo para presentar propuestas al Premio y creo que las novelas dentro del Premio ya pueden ser las que son, que ya le habrá dado tiempo a Amazon a revisarlas y subirlas. Con todo, estaré atento en próximas entregas, si las hay.

Os recuerdo que la semana pasada publiqué en mi web: Premio Literario Amazon 2021: 81 novelas que podrían ser finalistas | Semana 18. Quizás te pueda servir para escoger la próxima lectura o quizás te convenza con La gran implosión.

¿GRAN DESCENSO DE LA PARTICIPACIÓN?

Ahora mismo son 3616  novelas participantes en el Premio Literario Amazon 2021. He buscado el dato de participación del año pasado y solo he podido encontrar una cifra redondeada que cuenta que fueron 5500 las novelas que se presentaron en 2020. Me sorprende la diferencia, pues durante todas las semanas íbamos viendo que la cosa iba bastante pareja, a no ser que aún vayan entrando novelas, pero, ¿2000? 

De ser cierto el dato, que no digo que no lo sea, eso significaría un descenso muy acusado de las novelas participantes, en concreto de algo más del 35%. No sé si eso le preocupa a Amazon, pero a mí me preocuparía. Nunca es bueno que hayan descensos tan acusados en los proyectos.

Ya os comenté el año pasado que sería bueno darle una vuelta a la normas del Premio Amazon para hacerlo un poco más atractivo, para que se pueda distinguir el grano de la paja y también creo que el premio en sí, lo que se gana, ya no es el mismo que era aunque esté Amazon detrás de él.

Son reflexiones en voz alta y todas ellas pendientes de que esas 5500 fueran las que eran y que se acaben de subir todas las participantes este año. ¿Qué opináis vosotros/as? Podéis dejar vuestro comentario y lo debatimos.

LA GRAN IMPLOSIÓN

Siempre os digo que me gusta seguir el Premio Amazon para conocer nuevos escritores/as cada año. Adolfo Rodríguez ha sido uno de ellos este año y además de poder leerlo y seguirlo en redes lo he podido escuchar en su podcast.

Desde hace unas semanas, junto a Alberto Val, están publicando el podcast Literatura Kindle, título que ya nos da referencias de qué tratará. Los primeros cuatro episodios, que he escuchado con atención, me han gustado mucho y tratan sobre el Premio Amazon. No os cuento más. Os invito a que los escuchéis, pues me sabe mal que un proyecto tan bonito tenga tan poco repercusión por ahora. 

Adolfo Rodríguez es enfermero y fisioterapeuta. Saca el tiempo para escribir de donde puede, como cuenta en el podcast, y la verdad es que con La gran implosión ha tomado muchos riesgos, pues es una novela que necesitaba mucho control para poder llegar a buen puerto y creo que Adolfo lo consigue al 99%. 

Antes de explicaros el 1% restante os debería de explicar que La gran implosión está entre mis novelas recomendadas del Premio desde la semana 15, y después de leerla me reafirmo en mi primera impresión: merece la pena leerla.
Eso sí, os tiene que gustar un poquito la ciencia ficción, tener la mente abierta y dejaros llevar por Adolfo.

Lucas Aguirre es un hombre especial. Ha vivido la misma vida más de cien veces y se considera un ser divino capaz de conseguir lo que desea. Después de hacer realidad todos sus sueños, acaba por odiar su propia existencia, pero no es capaz de poner fin al bucle en el que se halla inmerso.
Un suceso inesperado lo cambia todo, haciendo que Lucas vuelva a tener ilusión por vivir y encontrar las respuestas que ha buscado durante miles de años.

El anterior párrafo es la sinopsis de la novela y ya vemos que el día de la marmota o Atrapado en el tiempo podrían ser ejes en los que nos podríamos fijar. Pero eso solo es en el fondo, pues Adolfo le da personalidad a la historia dotándola de una serie de secundarios que enriquecen la novela y la hacen más grande.

Y en ese punto podemos hablar del 1%. Es una sensación de lector. Puede que a vosotros no os pase, pero prefiero explicarlo. 
En un momento de la novela se explican todos esos personajes, vamos a llamarlos secundarios. Empieza el capítulo y ves que lleva el nombre de cada uno de ellos, sin pausa, y que el lector de Amazon te dice que te queda más de una hora para acabar el capítulo. Todo eso hizo que se me hiciera, psicológicamente, un poco larga esa parte, pero entiendo que era necesaria para poder exponer mejor a los compañeros de viaje de Lucas y darle matices a la historia. 

Es interesante como Lucas define al conjunto de sus compañeros: “Éramos una especie de liga de la justicia cuyos integrantes solo tenían un poder, el de recordar”. ¿Os imagináis con ese poder? ¡Qué daño nos haría! Yo prefiero el poder de olvidar y es lo que aplico en muchas ocasiones para poder vivir más tranquilo.

¿Habéis pensado alguna vez cómo sería vivir eternamente? Yo de adolescente lo pensaba en muchas ocasiones, pero creo que cuando te vas haciendo adulto te das cuenta, como le pasa un poco a Lucas, de los pros y los contras de ello. El propio Lucas dice: “El no tenerle miedo a la muerte es malo, muy malo”.

La inmortalidad de Lucas también hace que el autor pueda hacer lo que le de la gana con el personaje durante la novela. Siempre existe el botón de hacer Reset. Por ello decía que tenía que estar todo bien calculado para no ser redundante en ese hecho y Adolfo lo consigue.

Me ha resultado entrañable el momento en el que explica que: “en 1982 mis padres compraron una televisión Philips que no contaba con mando a distancia pero que emitía a color”. Es curioso, pero creo que en muchas casas de España ese 1982 es recordado por eso. En la mía fue así, aunque fue un regalo de una familia belga a la que cuidábamos su casa durante el año. Esos detalles hacen que el lector conecte con la historia, bueno, si tienes una edad como yo.

Me ha gustado mucho la siguiente frase: “con el físico se conoce, con el corazón se conquista y con el alma se enamora”, y creo que haré algo en mi Instragram con ella, pues merece ser leída. 

Para cerrar, un ingrediente más que ya sabéis que mueve montañas y que quizás hayáis captado por la frase anterior: el amor. Sí, entre toda la acción, las aventuras o la reflexión hay un lugar, bastante grande, para el amor.

No quiero olvidarme de la portada. De nuevo, riesgo por su austeridad, pero con un 100% de significado. A mí me ha gustado.

Solo me queda recomendaros la lectura y si queréis compartir vuestras impresiones en los comentarios, serán muy bienvenidos. 

Ah, y suerte a Adolfo Rodríguez en el Premio.

OTRAS ENTRADAS SOBRE EL PREMIO

Premio Literario Amazon 2021 «Del 1 de mayo al 31 de agosto».
Premio Amazon 2021: ¿Qué géneros literarios son los más escogidos como finalistas y ganadores?
La madre de todas las ciencias de Cristina Grela. «Un country noir participante en el Premio Literario Amazon 2021».
Premio Literario Amazon 2021: Hombre, mujer, dúo. ¿Importa para ser finalista o para ganar? | Semana 2
Premio Literario Amazon 2021: La cueva de Mari | Semana 3
Premio Literario Amazon 2021: Los Robles: La primera aventura de Jim Dyson de Enrique de la Cruz | Semana 4
Premio Literario Amazon 2021: El último adiós de Pablo Poveda | Semana 5
Premio Literario Amazon 2021: ¿Importa el número de páginas para ser finalista? | Semana 6
Premio Literario Amazon 2021: La semilla del rencor de Esther Magar | Semana 7
Premio Literario Amazon 2021: Una experiencia de Twitch para escritores | Semana 8
Premio Literario Amazon 2021: El caso de los cerebros inservibles de Ismael Santiago Rubio | Semana 9
Premio Literario Amazon 2021: ¿Tienen ventaja los autores/as conocidos para ser finalistas? | Semana 10
Premio Literario Amazon 2021: Repaso al TOP de VENTAS de las novelas participantes | Semana 11
Premio Literario Amazon 2021: De trampas y tramposos/as con aderezo de Highlander | Semana 12
Premio Literario Amazon 2021: ¿Importan las valoraciones para ser finalista? | Semana 15
Premio Literario Amazon 2021: ¿Importa el día de publicación para ser finalista? | Semana 16
Premio Literario Amazon 2021: Retrato Robot del libro finalista. Gamificación del Premio | Semana 17
Premio Literario Amazon 2021: 81 novelas que podrían ser finalistas | Semana 18

SEGUIMOS EN CONTACTO

Os invito a formar parte de mi lista de correo, para no perderos nada de lo que voy escribiendo, además de tener contenido extra. Y con la suscripción, una de mis publicaciones.

¿Quizás te interese?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *