Reseña #4 de «Bajo el Eucalipto» de David Gómez

A principio de noviembre visité Zaragoza por segunda vez y está ocasión tuve la suerte de poder conocer a un gran bloggero y amigo: Emilo Alcorze, «El Errante».

La noche se nos hizo muy corta, pero la aprovechamos al máximo para visitar lugares con encanto, tomar unas cervezas y sobre todo charlas de las cosas que nos interesan. Pude comprobar que Emilio es un gran tipo, aunque no hiciera falta hacerlo, pero siempre es agradable encontrarte con alguien con el que conectas por internet y que lo haces de igual forma en el cara a cara.

En aquel encuentro le regalé una copia de mi novela «Bajo el eucalipto» (2007, autopublicación) y él ha tenido el detalle de leérsela y hacer una de sus acostumbradas buenas reseñas.

Le quiero dar las gracias y compartir esa reseña con vosotros.

Copio y pego lo que contaba al respecto de mi libro (Aquí la entrada original):

una bonita novela de momentos, de pequeñas perlas entre sus páginas

Conocí a David Gómez Hidalgo a través de su blog Cruce de caminos.
David es un chico sencillo, amable. De esas personas que te encuentras
por la red con las que enseguida empatizas aun sin conocerte en persona.

Con
motivo de una reciente visita suya a Zaragoza tuvo la amabilidad de
regarlarme y dedicarme Bajo el eucalipto (2007), su, hasta el momento,
primera novela publicada.

Bajo el eucalipto nos cuenta una
historia llena de sentimientos como la tristeza o la desesperación, pero
también como la felicidad o el amor o la esperanza.  El estilo de David
y el ritmo narrativo de Bajo el eucalipto me han atrapado desde la
primera línea, y me he leído la novela en tres o cuatro sesiones..

A
través de dos historias paralelas David nos da un paseo por la vida.
Nos la enseña en su apogeo y en sus pozos más hondos, todo ello dotado
de pequeñas reflexiones o momentos de todo tipo como  conversaciones con
un anciano, o las bromas entre amigos tomando una cerveza.

Una
incipiente historia de amor por un lado y por otro el declive de Alba,
una chica a la que la vida acabará encerrando en un sanatorio mental,
conforman el pequeño puzle de sentimientos que es Bajo el eucalipto.

En
resumen he disfrutado mucho de esta bonita y sencilla novela.  Bajo el
eucalipto es como una enorme piedra preciosa. David todavía tiene
algunas aristas que limar, que dejar fluir, pero esconde un gran
escritor dentro, y Bajo el eucalipto es una buena muestra.

Si queréis haceros con la novela podéis consultar como hacerlo en  el blog Cruce de Caminos.

Sin
más no me queda mas que agradecerle de nuevo a David el detalle que
tuvo al regalarme el libro y darle también las gracias por el buen rato
que pasé con él y su gente.

PD: te quería haber escrito un correo
antes de publicar la reseña, pero acabé la novela muy tarde y ya no voy
a tener acceso al correo electrónico hasta el domingo probablemente. Un
abrazo.

¿Quizás te interese?