#Reseña: Amos y mazmorras III y IV – Lena Valenti

Por Noelia Santarén

LEE MÁS RESEÑAS DE NOELIA

Regresamos
con la continuación de esta saga que mezcla erotismo, romanticismo, humor
chick-lit y negrocriminal. Esta nueva entrega de los volúmenes III y IV se
centra en la historia romántica (voy a decirlo sin riesgo de spoiler, más que nada porque sale en las
portadas) de Leslie, la hermana de Cleo, protagonista del primer binomio de
títulos de la saga, y Markus, el de la cresta roja que ya vimos en el torneo.

Leslie
es el personaje femenino más reservado y complejo de todos, junto con Markus;
si Cleo y Lion son divertidísimos, Sophie y Nick, de la siguiente historia, dulces
y empalagosos, Sharon y Prince, de los últimos libros, magnéticos y sensuales,
Leslie y Markus es la pareja que tiene más profundidad. Si a eso le sumamos que
es la historia con la trama negrocriminal más directa, tenemos que los
volúmenes 3 y 4 son los más serios de la saga Amos y Mazmorras y los más exentos de BDSM, sin que ello quiera
decir que no hay ni sexo ni látex, por supuesto. Los hay, pero de segundas.
Nada que ver con los primeros volúmenes donde se nos introducía con todo lujo
de detalles en el mundo bedemesero y
en el torneo.

Leslie
es segura, sincera, reservada aunque respondona, muy disciplinada y con plena conciencia
social. No se le escapa nada y es valiente como la que más. Eso la convierte en
la policía perfecta y en la mujer perfecta si atendemos a su descripción: alta,
esbelta, fibrada, melena morena y ojazos grises.

Vamos,
una diosa, como no podía ser de otra manera en este tipo de lectura.

Markus
es lo mismo, pero en hombre, solo que también es muy macho, brusco, mandón,
autoritario…, todos los clichés que una se pueda esperar del macho alfa… con el
añadido de un pasado misterioso que contribuye a darle ese toque de
perturbación emocional que, creo, es una de las bazas de estos dos volúmenes.

La
dinámica de la pareja es simple y efectiva; radica en cómo se las apañará
Leslie para lidiar con el mal genio del demonio, como ella lo llama, y con sus
propios sentimientos, pues está tremendamente enamorada del ruso. Este estira y
afloja se repite a lo largo de las 4 historias, cada una con una gracia
especial: si con Cleo y Lion la cosa se desarrolló con humor y dardos
lingüísticos, Leslie y Markus son más serios y su avance irá cargado de ligeros
tintes psicológicos.

La
trama negrocriminal trata la mafiya
rusa y las bratvas. Veremos cómo el
FBI y el SVR (viene a ser como el FBI ruso) se tienen que aliar para un fin
común y con ello nuestros agentes protagonistas. La autora ha cogido la
subtrama de la trata de blancas usada en el torneo de los tomos 1 y 2 para
convertirla en el tema principal de estos volúmenes; dónde secuestran a las
mujeres, cómo lo hacen, qué bandas están implicadas, qué altos mandatarios se
han dejado comprar…

De
modo que veremos a Leslie y a Markus viajando de nueva Orleans a Washington y a
Londres, de cárceles de alta seguridad al hotel inglés más lujoso, barcos de
alto standing o sórdidos puticlubs. Si en los anteriores títulos había
aventuras y humor, en los presentes hay más acción de estilo policíaca, sin
perder el humor ni el tono ligero que caracteriza estas lecturas.

Una
pequeña contra a gusto personal sería el exceso de marcas y de publicidad de
estas. En esta saga no se visten tejanos y zapatos, sino unos Levis, unas
Munich y una bolsa Dolce Gabbana o Gucci (no lo recuerdo), por ejemplo. Este
toque chick-lit puede llegar a
irritar a algunos lectores que, como yo, no atendemos a los vaivenes
comerciales de la moda.

En
definitiva, ¿por qué leer la historia de Leslie y de Markus?

Porque
hay mucha trama criminal y más seria que en los otros volúmenes, porque los
personajes de Leslie y Markus tienen mucho que ofrecer, porque tocaremos sus
lados más tiernos y simplemente por la gracia de ver cómo Leslie se las ingenia
para ir quitándole, con una mano, capas al ruso, mientras con la otra coge su
pistola y apunta hacia los malos.

Y
sin perder el humor. Toda una hazaña.

Páginas: 248/272

Editorial: Vanir



 SINOPSIS


Desde que el agente de la SVR Markus Lébedev y la agente del FBI Leslie Connelly se encontraron en las Islas Vírgenes en la misión de Amos y Mazmorras, una cosa quedó patente: la tensión sexual y el deseo les iba a matar. Ahora deberán trabajar juntos para llegar hasta la raíz de las bandas rusas de trata de blancas. Su nue va misión en los Reinos Olvidados pondrá en riesgo su profesionalidad, su conciencia y los valores de cada uno, en un caso, dividido en dos partes, en el que arriesgar el corazón puede suponer perderlo para siempre. Lena Valenti vuelve a sorprender y a enganchar con un increíble cóctel lleno de erotismo, amor, humor, originalidad y giros impensados y maquiavélicos, llenos de reencuentros y escenas que quitan la respiración. Markus y Leslie harán las delicias de los lectores más exigentes en una historia de opuestos en la que la violencia y la realidad más vil se contrapone a la ternura y a la compasión, que no vienen exentas de lecciones aplastantes.


ENVÍA TUS RELATOS. Se buscan para publicar antologías.

¿Te gusta Cruce de Caminos? ¿Quieres seguirme como escritor? ¿Quieres participar en sorteos exclusivos?

Subscríbete a mi lista de correo y descubre sus ventajas


MÁS INFORMACIÓN Y SUSCRIPCIÓN


¿TE GUSTARÍA ESCRIBIR/COLABORAR EN CRUCE DE CAMINOS?


¿Quizás te interese?