SINOPSIS

¿Qué es un cacahuete? Un fruto seco. Munición entre los dedos. El tamaño de ese bulto sospechoso que te descubres una mala mañana, frente al espejo, y que ya no parará de crecer. Es el tic que desata los instintos de ese vecino inquietante que siempre te observa desde la mirilla. Es, tal vez, el origen del misterioso sonido que escuchas en el piso de arriba en medio de la noche y que te impide volver a conciliar el sueño.


Cacahuete es un recopilatorio de ficciones extremas, una tela rematada a golpes que no puedes dejar de mirar, pese a su fealdad a primera vista; cosida a base de retales tan diferentes que sólo se tienen entre ellos para conformar una pieza única.

Era
de justicia que los relatos de Darío Vilas se volvieran a publicar, que digo,
se volvieran a editar, pues Cacahuete es una nueva edición de lo que fue
Absurdario.

Absurdario
salió publicado a mediados de septiembre de 2014 en una pequeña editorial Sven
Jorgensen que no pudo o no supo darle el espacio público que la antología
demandaba. En palabras del propio autor: «Absurdario se colocó como la obra
mejor valorada de mi producción hasta la fecha. Algo sorprendente, sin duda,
atendiendo a las características de la publicación.». A mí me dejó unas grandes
sensaciones, tanto, que creo que es una de esas antologías para estudiar por
los amantes de los relatos.

Por
todo ello, es de agradecer que la editorial Base, con David Aliaga, su editor,
a la cabeza, apostaran por esta nueva edición, por esta nueva vida para los
relatos del vigués. Ahora no hay excusa, la distribución es estatal y se puede
encontrar en cualquier librería y si no, siempre se puede pedir.

Cuando
salió Absurdario, Darío Vilas comentaba que era un libro de caras B, un recorrido
por sus últimos años literarios: relatos viejos tuneados, relatos nuevos, Darío
en estado puro. ¿Os podéis imaginar lo que ha ganado con la nueva edición? Ya
os digo que mucho. Parece mentira lo que puede cambiar una publicación con un
nuevo enfoque, con una nueva distribución de los relatos, con ese trabajo
minucioso de edición y con la inclusión de cuatro nuevos relatos.

Y
es que Cacahuete es una nueva oportunidad de disfrutar de Darío Vilas, incluso
si antes tuvisteis la suerte de leer Absurdario, pues un tercio de sus 144
páginas son nuevas, pero sobre todo por no perderse dos de los cuatro relatos
nuevos: Es algo y Wimpy, dos relatos con registros literarios muy diferentes y
que demuestran de nuevo el gran recorrido que tiene el autor gallego y cuidado
con la sorpresa de Doble Eme, otro de esos nuevos relatos un poco más próximos
al imaginario de Simetría.

¿Os
gustan los relatos? Cacahuete es vuestro libro y más si os gustan la capsulas
pulp. Comentaba en la reseña de Absurdario: «Darío Vilas cuida mucho su estilo
y sabe dar al lector lo de pulp que reclama al impactar con una rápida sucesión
de imágenes que, en muchos casos, se tiñen de rojo para llegar a un trepidante
final.».

¿No
os gustan los relatos? Cacahuete es vuestro libro. Después de leerlo no podréis
decir nunca más que no disfrutáis leyendo relatos.

Y
no rompo una flecha en favor de los relatos por haber publicado en noviembre mi
primera antología en solitario, El principio del fin, la lanza estaba rota casi
desde la fundación de este blog. Soy fan de los relatos, amante de los relatos,
incluso de los que escribe Murakami. No digáis que una cosa no os gusta sin
antes probarla. Con Cacahuete tenéis una apuesta segura.

Ahora
sólo nos queda ir releyendo la obra del vigués a la espera de su nueva
publicación, creo que por septiembre o octubre con la editorial Stella Maris, o
quizás nos dé una nueva sorpresa.

Título:Cacahuete

Editorial:Base

Páginas:144

Consíguela en AMAZON


Otras reseñas del autor en el blog

Imperfecta Simetría 
Piezas desequilibradas
Instinto de superviviente
Lantana, donde nace el instinto
El hombre que nunca sacrificaba las gallinas viejas
Absurdario
El tiempo como enemigo 

¿Quizás te interese?