Rojo de Pablo Poveda
«Serie inspector Rojo 1. Una novela de policías en la Cartagena de 1992».


Rojo de Pablo Poveda es la
primera novela independiente protagonizada por el famoso inspector de policía que
muchos habíais conocido en la serie del periodista Gabriel Caballero.
Después
de leer las primera seis novelas de la Serie Caballero tenía ganas de darle un
respiro y leer otras historias escritas por el autor ilicitano. También tenía
ganas de saber un poco más sobre Rojo, pues es uno de los pilares de la serie
del periodista.
Me
ha parecido curioso que la historia esté situada temporalmente en 1992, año
célebre por muchas cosas buenas, pero también por muchas malas. Recuerdo que
fue una de las pocas veces que mi padre estuvo parado cuando nunca le había
faltado trabajo. Pasamos unas semanas muy malas y con mucha tensión en casa.
Lo
primero que se me ha pasado  por la
cabeza cuando he visto el año ha sido que el autor quería separar de forma muy
clara el personaje del inspector Rojo de esta historia de las otras publicadas.
Pero
luego me he pasado por el blog del autor y he visto que quizás haya otros
motivos que hacen que la historia tenga más valor. Os dejo que los leáis vosotros.
Cartagena,
1992, el inspector Rojo lleva una vida sin muchas sorpresas, incluso se podría
decir que algo monótona. No deja de darle vueltas a su soledad, cuando un día
recibe una llamada de una mujer pidiéndole ayuda. No tardará mucho en darse
cuenta que el caso esconde mucho más de lo que parece.
«Para él,
el mundo estaba repartido entre buenos y malos, y él prefería estar de parte de
los buenos».
Este
es el mantra del inspector Rojo y lo querrá aplicar en todo momento, incluso al
final de la novela cuando tenga que tomar una de las decisiones más discutibles
de su carrera. Quizás ese punto podría ser tema de debate e incluso pudiera
hacer que muchos lectores se alejaran del inspector. Yo le he dado muchas
vueltas al tema, incluso he intentado ponerme en su lugar para decidir qué
hacer en su caso. Y supongo que la pregunta que solucionaría el embrollo sería:
¿qué haría Bruce Willis en ese caso?
Con
todo, me ha quedado un regusto amargo. Me hubiera gustado que la resolución
cogiera otros derroteros, aunque puedo entender el momento y la situación, pero
me hace desconfiar del personaje para futuras acciones.
La
solución no era fácil de todas formas.
«Las
experiencias marcaban el futuro de las personas, y las malas, a fuego y con
dolor, dejando marcas imborrables en el corazón».
Una
historia que habla de pasado, de presente y de lo difícil que es borrar lo que se ha pasado, lo que se ha vivido. Pero también habla de que es mejor dar la cara y afrontar las cosas para que no se compliquen.

intentamos hacer un paralelismo entre la serie Rojo y la serie Caballero,
quizás la parte de romance sea bastante mimética. Tampoco pretendo que Rojo actúe
como un monje de clausura, pero la forma en que sucede todo en ese terreno me
ha hecho pensar demasiado en el personaje de Caballero.
«Lamentablemente,
nadie les dijo que, en la vida, los atajos no existen».
En
la novela también se habla sobre las personas que creen que pueden coger un
camino más rápido para conseguir sus objetivos o como mínimo para tener una
vida mejor. No existen. El trabajo diario, el esfuerzo, la constancia es el
camino y está claro que quién piensa lo contrario muchas veces se lleva una
desagradable sorpresa.
De
nuevo, como me pasó con la primera entrega de Caballero, quiero esperar a
leerme la segunda novela de la serie, Traición,
para saber si conecto más con el inspector Rojo de su serie o con el inspector
Rojo que conocía de antes.

Por
cierto, justo hoy sale la cuarta entrega de la serie: Desaparecido, y añadir que esta novela está gratis para todos los suscriptores de Amazon Prime


 SINOPSIS

Una mañana de invierno, el inspector Rojo recibe una llamada… que le costará la vida. 


Cartagena, año 1992. 


En el punto de mira de sus superiores, el inspector toma por su cuenta el caso abandonado de una chica desaparecida. Antes de que empiece a investigar, se da cuenta de que la desaparición es la punta de un iceberg podrido. 


Para entonces, tiene que decidir: ayudar a una desconocida y arriesgar su carrera o ignorar la llamada del deber. 


Su compromiso con las causas injustas pondrá en riesgo su existencia.

¿SEGUIMOS CONECTADOS?
Me encantaría que siguiéramos conectados más allá de esta entrada y que pudieras conocer un poco más de cerca mi faceta como escritor. Por todo ello te invito a que formes parte de mi lista de correo. Además, te llevas una de mis publicaciones de regalo. ¡¿TE APUNTAS?!


¿Quizás te interese?

Un comentario en «Rojo de Pablo Poveda
«Serie inspector Rojo 1. Una novela de policías en la Cartagena de 1992».
»

  1. Tengo tanto de este género pendiente que me cuesta apuntar una más. Pero si se cruza, me podría animar.
    Besotes!!!

Los comentarios están cerrados.